El lamentable estado de las aceras de la calle Arapiles

La calle Arapiles es una de las calles más largas de la ciudad, pasa del barrio de Los Bloques al barrio de La Candelaria. Y es además una de las que presenta peor conservación en todo su tramo. Especialmente junto a la Escuela Oficial de Idiomas.

Tanto los padres y madres que llevan a sus hijos al colegio José Galera como las personas que van a clase a la Escuela de Idiomas, se quejaron el curso pasado del lamentable estado de las aceras de la calle Arapiles. Comienza de nuevo el curso y estas aceras no sólo no se han arreglado, sino que se han dejado deteriorar más.

Las baldosas están levantadas y suponen un peligro para los peatones que ya han sufrido más de una caída en esta zona. Los vecinos se quejan además de la mala iluminación de esta acera que por las noches está prácticamente en penumbra, pues las farolas quedan casi tapadas por las copas de los árboles.

Una zona de tanto tránsito por los dos centros educativos que allí se encuentran, debería estar más cuidada, y debería haber sido uno de los puntos de actuación del plan emplea.

Si además como anuncia el Ayuntamiento, la Policía Municipal se va a trasladar al edificio del banco de España, se incrementará en número de personas que transitan por esta zona. Por ello desde ADEIZA pedimos al Concejal de Obras que se dé una vuelta por esta calle y ordene su reparación inmediata.

Las caídas en la vía pública le están costando un dineral a las arcas del Consistorio y principalmente es una cuestión de dejadez, y de falta de eficiencia, pues la reparación de estas aceras se ha pedido ya en multitud de ocasiones.

 

 

El Ayuntamiento de Zamora se niega a crear una comisión de técnicos que supervise el cumplimiento del contrato de autobuses

Ya ha pasado un mes del plazo para la puesta en marcha completa del servicio de transporte urbano de la ciudad de Zamora y como ADEIZA ha manifestado en innumerables ocasiones, se ha detectado que varias de las cláusulas firmadas en el contrato no se han cumplido.

Se han llevado a cabo modificaciones de líneas, de paradas de autobuses y de número de vehículos realizando los servicios sin comunicación a los usuarios ni a los grupos de oposición, con el consiguiente perjuicio para los ciudadanos que están ya hartos del penoso servicio que se presta en muchas zonas.

El consentimiento de la no implantación de la línea del Casco Antiguo, y y de la eliminación de la línea 6 que modifica sustancialmente los kilómetros recorridos por el transporte urbano, que el autobús no vaya a Carrascal los fines de semana, etc. Son muestras de los servicios que se han perdido con la nueva adjudicataria.

La ciudad de Zamora y sus vecinos se merecen un respeto y un transporte urbano que mejore las condiciones que se venían manteniendo por la anterior concesionaria. Como dirigentes municipales, el Equipo de Gobierno debería velar por el cumplimiento de cada uno de los puntos firmados en el contrato del transporte urbano y no permitir modificaciones que sólo benefician a la empresa.

Zamora Sur sigue sin plazas reservadas de aparcamiento

Hace un mes desde ADEIZA se instó al Ayuntamiento a reponer las plazas de aparcamiento reservadas que existían en el centro de salud Zamora Sur.

Todos los centros de salud cuentan con un determinado número de plazas reservadas para el estacionamiento de personas con movilidad reducida, con algún tipo de incapacidad temporal, o cualquier otro tipo de problema o necesidad por el que sea preciso estacionar de manera temporal junto al centro de salud.

Zamora Sur contaba con plazas a tal efecto que han sido eliminadas, sin ningún tipo de comunicación al centro y sin ofrecer otras opciones. Estas plazas han pasado a ser zona azul ante el asombro de usuarios y empleados.

El afán recaudatorio del Ayuntamiento no puede estar por encima del servicio al ciudadano. Vemos como cada día se reservan plazas a las puertas de las clínicas privadas, mientras se retiran en lo público. No tiene mucho sentido esta forma de actuar, reservando en otras zonas y eliminando en las más necesarias.

Zamora va perdiendo poco a poco el mantenimiento de sus zonas verdes

Ya casi ni nos acordamos de cuando se hablaba de lo bien cuidadas que estaban las zonas verdes de la ciudad. La privatización y la falta de control del cumplimiento de los contratos, nos está comenzando a pasar factura.

Una buena muestra de ello es el bosque de Valorio, apunto de finalizar el contrato de mantenimiento de jardines que el Ayuntamiento mantiene con una empresa privada y viendo en las condiciones en las que se encuentra, no sólo deja en evidencia su trabajo, sino que además, manifiesta una gran dejadez por parte del concejal de medio ambiente que no ha supervisado ni uno sólo de los trabajos.

Los 500.000 € de mejora no parecen haberse invertido y a la vista de los árboles caídos, la suciedad, la maleza, las pasarelas precarias, etc. que encontramos en el bosque.

Facebook

Hazte amigo de ADEIZA

logoadeiza ADEIZA
 

Las cookies nos permiten ofrecer nuestros servicios. Al utilizar nuestros servicios, aceptas el uso que hacemos de las cookies. Ver política