Otra pasada por la derecha

Otra noticia que debería de conmover las conciencias de los zamoranos y hacer que nos planteemos quién administra nuestro patrimonio, nuestros sentimientos y hasta nuestro futuro.

León contará en breve con un Museo de Semana Santa, algo que por supuesto viene a demostrar que los políticos que administran nuestras provincias vecinas tienen una mayor “habilidad” para planear y presentar proyectos de futuro, solo falta recordar el último caso del AVE en nuestra querida Zamora. Ellos sí son capaces de articularlo legalmente, incluso de establecer un presupuesto base de 6 millones de euros y un espacio para su ubicación.


Esta vez el dardo ha dado de lleno en el corazón de los zamoranos en algo de lo que nos sentíamos tremendamente orgullosos, nuestra Semana Santa, y el impulso que habíamos obtenido a raíz de la declaración de Bien de Interés Cultural.

Llegamos tarde como casi siempre a todo, y no será porque no se haya advertido de esta situación desde hace tiempo. La construcción de un nuevo Museo de la Semana Santa es algo fundamental que se planteó en el “oculto y olvidado” Plan Estratégico de Zamora destino turístico 2012-2016 de nuestra Excma. Diputación, en el que se veía como la única posible alternativa turística para la salida del ostracismo en el que habitualmente se encuentra nuestra provincia. Pero no solo eso, en todos los mentideros desde turísticos a económicos se veía como la posibilidad de desestacionalizar nuestro turismo y crear riqueza en los 365 días del año y no solo en los 8 de la Pasión.

Seguimos haciendo honor al lema turístico de los últimos tiempos: “Desconocida imperfecta”
Ya en su día perdió trascendencia la Declaración de la Semana Santa como “de interés turístico”, ya que la confusión entre regional, nacional e internacional, solapaba muchas veces el interés del apellido. Pero lo cierto es que nos encontramos ante un golpe bajo, una pasada por la derecha, algo que a los zamoranos debería de hacernos reflexionar sobre quiénes somos y adónde vamos con dirigentes que son incapaces de aceptar incluso conclusiones de los más expertos sobre lo que Zamora debería de ser.

Tristeza y resignación? No queridos zamoranos, es la hora de dar un vuelco a esta situación y noticias como la que acabamos de contar deberían de estar en el legado de la hemeroteca de aquellos que se resistieron a cambiar el “statu quo” de nuestra querida Zamora, pero que vieron como los zamoranos fueron capaces de olvidarles completamente porque su memoria fue tan efímera como su legado.

Facebook

Hazte amigo de ADEIZA

logoadeiza ADEIZA
 

Las cookies nos permiten ofrecer nuestros servicios. Al utilizar nuestros servicios, aceptas el uso que hacemos de las cookies. Ver política