2013, un año muy negro para Zamora

Hace décadas que Zamora no pasa por momentos tan negros como los actuales. Se podría decir que el año 2013 ha sido un año negro para la ciudad.

Afectados no solo por los datos tan negativos del paro que ofrecen cifras espeluznantes, 20.200 parados, una tasa de desempleo del 26,48 %. A los que desgraciadamente hay que unir la despoblación, la fuga de personas en edad laboral que se van a otras ciudades por no encontrar un futuro en Zamora. Perdemos autónomos que son el motor de la ciudad, ahogados por impuestos y normativas horarias que se podrían mejorar.

Lejos de llevarse a cabo actuaciones y medidas que palien de algún modo esta situación, se suben los impuestos para pagar una deuda generada durante años por el partido que gobierna el Ayuntamiento de Zamora.

Ni si quiera las inversiones que se planteaban para nuestra ciudad por parte de otras administraciones han dado un respiro a los zamoranos, sino todo lo contrario, se dejan agujeros como el del Palacio de Congresos, se dejan construir pasos sobre el AVE sin seguridad para las personas, se eliminan pasarelas proyectadas, se recortan proyectos dejando a barrios como Carrascal fuera de ellos.

Nadie vigila las obras que se realizan en la ciudad, dando por válida la actuación de las administraciones foráneas que las realizan, y luego nos lamentamos de sus desastres, muestra de ello el trato dado al muñón del puente románico, la tala masiva de árboles.

Requejo 24 lleva dos años sin terminar, ni subsanar deficiencias y desde el Ayuntamiento nadie ha dicho nada, se deja que la Junta campe a sus anchas dejando a 338 viviendas desamparadas y sin defensa. Una obra que recordemos, el Consistorio asumirá cuando esté “acabada”.

Zamora se ha convertido en una ciudad donde el cuento no se acaba nunca, se comienzan las conexiones con las dos zonas del barrio de Vistalegre y quedan sin concluir, el Centro de Adultos es otro edificio que cuando se quiera terminar hay que volver a arreglarlo, las Aceñas de Cabañales como el Guadiana cierran, abren, vuelven a cerrar.

Muchos zamoranos estamos cansados de la gestión que el Partido Popular hace de nuestra ciudad. No escucha a los vecinos que protestan por el servicio de autobuses, nos cobran la basura de los trasteros, y ellos no exigen el cobro por depurar el agua a Roales. Poco a poco Zamora se está convirtiendo en el vertedero de la provincia, y nunca mejor dicho, pues el Centro de Tratamiento de Residuos es Provincial, y aunque los vecinos de Carrascal han expresado más de una queja sobre su funcionamiento, nada se ha hecho.

A nadie en el Equipo de Gobierno parecen importarle las personas, se han preocupado más por los números, pues en este 2013 los ciudadanos hemos pagado más y recibido menos. Hemos sufrido obras y perdido servicios. El Ayuntamiento se ha embarcado en pleitos que solo han supuesto mayores gastos a las arcas municipales, sin pensar en que ese dinero sale de los bolsillos de todos.

No ha habido ni una sola iniciativa que traiga trabajo, turismo, futuro. Sólo se han puesto parches y olvidado proyectos como el museo de León Felipe, el de la Escuela, y se ha jugado con el de Lobo, al que le espera un futuro incierto. Nada se sabe de la subsede de las Edades del Hombre, prometidas para la ciudad.

Es el momento de reflexionar si Zamora se merece una gestión tan nefasta, los zamoranos deberían despertar, alzar la voz e involucrarse más en la vida de la ciudad, pues en definitiva es el lugar en el que viven, en el que han decidido criar a sus hijos y en el que les gustaría hubiese un futuro para ellos.

Pero al final, se hará lo que nosotros queramos que se haga. Y desde los rescollos del presente tenemos que pensar que el futuro tiene que depararnos una esperanza, que nace de la lucha, de la batalla. Y como no podemos seguir así, sin que quiebren las estructuras del sistema, la economía, lentamente superar el listón. Que nos sirva de experiencia y que los valores morales y culturales nos ayuden a superar la situación incierta, pero al final segura.

Facebook

Hazte amigo de ADEIZA

logoadeiza ADEIZA
 

Las cookies nos permiten ofrecer nuestros servicios. Al utilizar nuestros servicios, aceptas el uso que hacemos de las cookies. Ver política