Nuevos cambios en la ordenanza de autobuses que discriminan a los usuarios

Desde el comienzo de la prestación del servicio de transporte urbano por la nueva adjudicataria, el concejal de Planificación y Gestión de Servicios Francisco Javier González se ha escudado en que la subida del precio del billete tenía su fundamento entre otros, en la implantación del billete combinado. Se permitiría en el plazo de 60 minutos hacer un cambio de línea sin coste adicional, presentando tu tarjeta o billete. Algo que hoy no se está cumpliendo.

La ordenanza reguladora del precio por el uso y la prestación de servicios de transporte urbano colectivo de Zamora publicada en el boletín de la provincia el 8 de abril de 2013 recoge en su artículo 7 que:

“Todos los billetes, salvo el de servicios especiales (de carácter excepcional con trayectos especiales no prestados por las líneas regulares) son de carácter combinado, es decir, los usuarios tendrán derecho a utilizar, con un único pago, tantas líneas de autobuses urbanos diferentes como desee durante 60 minutos a contar desde el momento en que se realiza dicho pago”.

Desde hace varios días los conductores de autobuses no permiten por orden de la empresa y con el consentimiento del Ayuntamiento, que aquellas personas que pagan el billete ordinario de 90 céntimos, el más caro, puedan hacer un cambio de línea. El argumento para negar este cambio es que los usuarios pasan de unos a otros sus billetes.

Tratar como estafadores y delincuentes a todos los ciudadanos, alegando que la picaresca está a la orden del día es un argumento que como representante municipal debería de obviar este concejal. Está insultando a la cara a los zamoranos y no le preocupa en absoluto que por parte de la empresa se pongan este tipo de excusas para recaudar más dinero.

La ordenanza expresamente señala en el Título II del Reglamento del Servicio Público Municipal de Transporte Urbano Colectivo de Viajeros del término municipal de Zamora, en la disposición adicional primera que “la Concejalía de Planificación y Gestión de Servicios, a iniciativa propia o a propuesta de los servicios municipales o gestores del servicio, puede dictar instrucciones para la concreción y desarrollo de la presente ordenanza, con sujeción a los principios de jerarquía, competencia e inderogabilidad singular”.

Desde ADEIZA exigimos al concejal del área que nos explique cuáles son los principios de jerarquía, competencia e inderogabilidad singular, por los cuales se limitan los derechos de los usuarios del transporte público de autobuses. Una discriminación que obliga a los ciudadanos a tener que adquirir una tarjeta de transporte para poder utilizar el servicio combinado aunque no la utilicen más que una o dos veces al año.

La falta de rigor municipal ante este hecho lleva a ADEIZA a pedir que se tenga en cuenta el principio de presunción de inocencia y no el de culpabilidad sin prueba de ello.

La publicidad que se ha hecho de la empresa SemuraBus en la que se indican las líneas recoge en su interior la posibilidad de realizar el cambio de línea. ¿No es esto publicidad engañosa? ¿A qué está jugando Francisco Javier González con la empresa? ¿A quién defiende este concejal, a los usuarios o a la empresa?

ADEIZA lo tiene claro, los ciudadanos son, a no ser que se demuestre lo contrario, inocentes de la acusación que la empresa está vertiendo contra ellos. No entendemos que alguien elegido por los zamoranos no vele por los intereses de los mismos y tenga más interés por una empresa que ha venido del País Vasco. Ello demuestra su interés por ellos y lo que le importa que les acusen de engañar con el billete de autobús.

Facebook

Hazte amigo de ADEIZA

logoadeiza ADEIZA
 

Las cookies nos permiten ofrecer nuestros servicios. Al utilizar nuestros servicios, aceptas el uso que hacemos de las cookies. Ver política