Ni una fuente funcionando y escasas papeleras

Hemos realizado un recorrido por las márgenes del río Duero para ver el estado en el que han quedado por la crecida y además de ver los desperfectos que la naturaleza ha causado en las orillas, hemos podido comprobar otros desperfectos causados por los vándalos y abandonados por la Concejalía de Medio Ambiente.

En todo el recorrido desde el puente de Hierro, dando la vuelta por el puente que une San Frontis con Olivares, hasta el puente de los Tres Árboles hemos encontrado muchas fuentes de agua potable sin grifo. Fuera de todo uso porque no se han reparado.

Han sido varias las personas que al vernos, nos han comentado que estas fuentes están en este estado desde hace más de seis y siete meses, e incluso que alguna de ellas lleva más de un año sin ser reparada.

Además hemos comprobado que en el puente de aguas abajo no cuenta con ninguna papelera en todo su tramo, algo que por su longitud debería ser subsanado.

Se acerca la temporada estival y estas fuentes deberían estar en funcionamiento para dar servicio a las miles de personas que pasean o hacen ejercicio en esta zona. De nada sirven como elemento decorativo en las aceras o parques.

El concejal del área Feliciano Fernández, debería estar un poco más atento a los temas que son de su competencia como es éste. ADEIZA denunció hace más de un año que la fuente situada en la orilla del río, a la altura de la guardería de la Junta en el barrio de La Horta había sido objeto de actos vandálicos y a fecha de hoy sigue sin ser repuesta.

En los Tres Árboles hay también otras fuentes fuera de servicio por su falta de mantenimiento y cuidado. De nada sirve invertir en comprar fuentes que den servicio a los zamoranos si luego no se mantienen.

Ya que el señor Fernández va a revisar el mobiliario de la zona cuando el agua vuelva a su cauce, le sugerimos que solucione también el problema de las fuentes de agua potable, pues forman parte de un mobiliario urbano que parece habérsele olvidado.

La fórmula de ir dejando abandonar las cosas para que se deterioren totalmente y volver a comprar otras, está siendo la tónica general del Ayuntamiento de Zamora. Parece que es más rentable dejar perder que reparar. ¿A quién beneficia esto?

Facebook

Hazte amigo de ADEIZA

logoadeiza ADEIZA
 

Las cookies nos permiten ofrecer nuestros servicios. Al utilizar nuestros servicios, aceptas el uso que hacemos de las cookies. Ver política