Monte la Reina y su gran patrimonio ecológico debería ser de los toresanos

Recientemente, como consecuencia de la crisis, y convertido el Estado en recaudador, el Ministerio de Defensa, heredero del antiguo Ministerio de la Guerra dice, a través de sus portavoces, que está dispuesto a vender al mejor postor el antiguo monte denominado “Avance” en el pago de Monte la Reina, y desde ADEIZA decimos: “no, señor ministro. Usted no es un mercader puesto en la feria para asignar al mejor postor el predio que usted quiere enajenar. Usted es un funcionario máximo y electo en las responsabilidades del Estado y, por tanto, defensor de los intereses del común. Es decir, los públicos; es decir, los de todos”.

Usted conocerá la historia de este notabilísimo pulmón que alimenta, no sólo a Toro, sino a la ciudad de Zamora. Consultado por nosotros el archivo vivo del Ministerio de Hacienda, con fecha 1941, aparece la nominación Monte la Reina, con una extensión de 3.896 hectáreas, 84 áreas y 63 centiáreas. Pagaba al Estado por imposición tributaria territorial una cantidad no superior a las 60.000 pesetas y disponía de una renta de 314.691 pesetas, cuya riqueza estaba valorada en 495.163 pesetas, perteneciente a la familia de los condes de Padierna y Villapadierna, que habían conseguido en la Desamortización Civil de Madoz gran parte de la Propiedad. El municipio de Toro fue enajenado de un rico patrimonio que el Estado liberal, agónico en sus finanzas y para ganar la guerra civil contra los integristas carlistas, vendió mal, y sus adquisidores pagaron en cómodos plazos. Ésta es una situación fundamental que ustedes deberían conocer, señores de la Defensa del país, para no intentar hacer un negocio faltando a las responsabilidades que tiene adquiridas con los que, en definitiva, fueron sus usufructuarios y propietarios de raíces auténticas y a los que hoy quieren colocar en una situación desprotegida de sus antecedentes históricos.

 

Señor ministro y señores de INVIED: analicen lo que dice la Justicia de los hechos histórico y luego obtengan, como es lógico, la cantidad que en justicia le corresponde por dos de las tres parcelas en que se divide el Monte la Reina. Consideramos que el señor alcalde de Toro, que lo han elegido para que represente los intereses de los electores y no los del Partido Popular, que coinciden con el negocio económico y financiero del Ministerio de Defensa, atienda los justos títulos que posee la ciudad de Toro y, en último término, la provincia de Zamora. Reclame a través de todos aquellos grupos que defienden los intereses públicos y colectivos de los toresanos para poner encima de la mesa ante el ministerio las razones que nos asisten y llegar a un acuerdo que pueda permitir que este patrimonio ecológico, “isla residual de la vegetación modélica, de fauna y flora, que representa mejor que nadie el espejo medio-ambiental de nuestra región”, sea defendido como algo que es un patrimonio tan importante como el monumental y artístico, y mucho más, obviamente, que los intereses financieros especulativos de aquellos que, olvidando su función política, se convierten en defensores de los intereses del gran capital y de los financieros que les asisten.

Es obvio que estamos hablando de la defensa de la utilidad pública de este conjunto paisajístico y que, como tal, debe declararse por la Junta de Castilla y León, a quien corresponde su defensa frente al Estado, aquí representado por el Gobierno del Partido Popular a través del Ministerio de la Defensa y las instituciones organizadas para poner en el comercio lo que es patrimonio de Toro y los zamoranos.

Facebook

Hazte amigo de ADEIZA

logoadeiza ADEIZA
 

Las cookies nos permiten ofrecer nuestros servicios. Al utilizar nuestros servicios, aceptas el uso que hacemos de las cookies. Ver política