ADEIZA denuncia la subida del paro en Zamora en noviembre de 2014

on 09 Diciembre 2014.

Hemos conocido hace unos días las cifras de empleo del mes de noviembre de 2014 y, como siempre, han supuesto una gran decepción para la ciudadanía de Zamora en particular y de la región castellano-leonesa en general.

 

Por resumir, los datos publicados por el Ministerio de Empleo y Seguridad Social afirman que, a nivel estatal, el desempleo disminuyó en 14.688 parados menos (0,32% de descenso), quedando la cifra de desempleados en España en 4.512.116, siendo el mejor dato registrado en el mes de noviembre de toda la serie histórica, que comenzaría en 1996. Se trataría, siempre según las informaciones del propio Ministerio, de la segunda caída del desempleo registrada en un mes de noviembre, tras la disminución que se produjo en el mismo mes del año 2013. Además, habría 296.792 parados menos que hace un año, lo que supondría la mayor caída interanual desde 1998.

¿Qué ha sucedido, mientras tanto, en Zamora y Castilla y León? Muy sencillo: lo de siempre. La Junta se muestra incapaz de movilizar los recursos necesarios para relanzar económicamente Castilla y León y, por ello, las cifras demuestran su fracaso: el desempleo regional ascendió en 3.512 trabajadores (un 1,61% de parados más que el mes anterior), quedando el número de desempleados regionales en 221.577. Este dato fue el quinto peor del conjunto autonómico español en relación al mes de octubre de este mismo año. Además, la autonomía encadena así dos meses seguidos de aumento del desempleo. Todas las provincias de la región, menos Palencia, experimentaron un aumento del paro. Por último, decir que en nuestra autonomía se firmaron en noviembre 52.283 contratos, 26.780 menos que en octubre (un 33,87% de disminución, el segundo peor dato del conjunto autonómico). La contratación cayó en todas las provincias de la región.

En el caso de Zamora, nuestra provincia sufrió un ascenso del desempleo del 1,76% respecto al mes anterior, lo que se tradujo en 304 parados más. La contratación descendió en -1.568 contratos menos. Tenemos, ahora mismo, 17.585 desempleados. Octubre y noviembre han dejado 1.309 desempleados más en el ECYL. Por otro lado, el Servicio Público de Empleo Estatal destaca que, de los 2.819 contratos firmados en noviembre (que fueron 1.500 menos que en el mes de octubre), sólo 207 fueron indefinidos y temporales el resto. Según la misma agencia, sólo el 6,43% de los contratos laborales firmados durante 2014 eran indefinidos.

Como vemos, la región y nuestra ciudad siguen inmersos en el círculo vicioso de la destrucción de empleo, cierre de empresas y emigración. Mientras los poderes públicos no se tomen en serio los gravísimos problemas de la autonomía y, sobre todo, de nuestra provincia, los zamoranos no albergaremos ninguna esperanza. Pero es imposible que unos dirigentes políticos que presentan estos datos como un triunfo, como el fin de la crisis, adopten las medidas necesarias para salir del abismo económico en el que hemos caído (y es que la inversión pública en sectores estratégicos es, ahora mismo, obligatoria para revitalizar la economía). Es comprensible que, alternando con esos grandes empresarios y banqueros que sostienen que el bipartidismo imperante ha sido bueno para España, no adquieran conciencia de sus errores y hagan propósito de enmienda. Recordemos que esta clase dirigente de la gran industria, el dinero y la política están en un paraíso construido por ellos mismos para vivir de los recursos públicos, mientras que la ciudadanía tiene que vivir fuera de la protección del Estado. Y es que, mientras no asumamos que la administración que sostenemos todos ha de estar, igualmente, al servicio de todos y no de la minoría que la tiene secuestrada, las provincias modestas como la nuestra, al igual que la gente del común, no tendrán ni derechos, ni libertades, ni futuro.

Facebook

Hazte amigo de ADEIZA

logoadeiza ADEIZA
 

Las cookies nos permiten ofrecer nuestros servicios. Al utilizar nuestros servicios, aceptas el uso que hacemos de las cookies. Ver política