Tres meses desde el derrumbe de los cuestos

Han pasado tres meses y medio desde el derrumbamiento de nuestra gran infraestructura, la pasarela de La Mota, y a los benaventanos aun palidecemos cada vez que observamos el panorama existente en los cuestos. Más aun cuando día tras día se suceden las noticias sobre los créditos y deudas que tendrá que asumir nuestro Ayuntamiento para hacer frente al fatal desenlace del sueño del alcalde Saturnino Mañanes.

Poco a poco nos enteramos de algunas noticias que aumentan el enfado de los ciudadanos como por ejemplo el hecho de que los presupuestos de las diferentes concejalías puedan sufrir recortes en el próximo ejercicio, o como acostumbran a llamar en el Partido Popular, ajustes.

Aseguran desde el consistorio que “esperan” no tener que subir los impuestos municipales y prometen que las arcas del ayuntamiento no soportaran los dos millones y medio de euros que viene a costar el arreglo y consolidación de los cuestos de La Mota.

Entonces, ¿Quién paga esto? Y lo que es más importante; ¿Cómo? Mientras tratamos de resolver esta pregunta, la indignación recorre las calles de nuestra ciudad pidiendo que se depuren responsabilidades, pero aquí nadie dimite. No es costumbre en nuestro país que un cargo político dimita por los errores cometidos en el ejercicio de su mandato y como consecuencia de su mala gestión. Mientras, por otro lado se dedican a perseguir por la vía de la intimidación a las personas que cuestionan su honradez y ponen en duda la legalidad de sus actos sabiendo que somos cada día más los que pensamos lo mismo.

Facebook

Hazte amigo de ADEIZA

logoadeiza ADEIZA
 

Las cookies nos permiten ofrecer nuestros servicios. Al utilizar nuestros servicios, aceptas el uso que hacemos de las cookies. Ver política