BOLETÍN ADEIZA

ADEIZA denuncia el fracaso de la Reforma Laboral del PP

on 26 Febrero 2015.

Al cumplirse recientemente 3 años desde la entrada en vigor de la última reforma laboral, en ADEIZA queremos hacer balance de los resultados en Zamora de esta regulación del mercado de trabajo que el Partido Popular nos vendió como la llave para la creación de empleo en nuestro país, y que nosotros tachamos de profundamente equivocada desde los inicios de su tramitación.

Siempre mantuvimos que su impacto sería muy negativo para la provincia porque no se puede reanimar a un moribundo con anestesia. Veamos: si el aspecto que nos interesa es el aumento o la disminución del número de parados en nuestra provincia, según el ECyL, el 1 de febrero del 2012 Zamora contaba con 17.425 desempleados. El 1 de febrero de 2015 hay en nuestra provincia 18.213 parados. Como vemos, en estos 3 años de vigencia de la reforma laboral ha aumentado el número de zamoranos en paro en casi 800 desempleados más. No sólo no ha servido la reforma para frenar la sangría, sino que se ha creado nuevo paro. Pero si acudimos a las cifras del Instituto Nacional de Estadística, los resultados son aún más desalentadores: la Encuesta de Población Activa certifica que, a fines de 2011 había en Zamora 13.800 desempleados, mientras que en el último trimestre de 2014 la cifra de parados era de 22.700. Durante la vigencia de la reforma laboral del Partido Popular 8.900 zamoranos más han ido al desempleo.

Y las cifras toman parecido cariz si nos fijamos en los afiliados a la Seguridad Social (58.714 afiliados en febrero de 2012 frente a 54.515 en enero de 2015, más de 4.000 cotizantes menos), o el número de ocupados según la Encuesta de Población Activa (66.000 ocupados en enero de 2012 se oponen a 62.700 en enero de 2015, 3.300 ocupados menos).

Claro que estos son datos de los propios organismos de las administraciones, no propaganda. Es ya el momento de reconocer los errores y enmendar el rumbo antes de que nos lo enmiende la brusquedad de una falla social. El Estado no está ayudando a sus ciudadanos con estas políticas propugnadas por las administraciones del Partido Popular, que están empobreciendo a millones de personas en pleno centro, paradójicamente, del paraíso del consumo que es ahora mismo el mundo occidental. Es el momento de optar definitivamente entre los dos modelos económicos posibles: o seguimos con la producción y comercio de moneda como centro de nuestra economía, con la consecuencia de los males que estamos padeciendo desde el año 2008, o nos decidimos ya de una vez por el cambio hacia un modelo productivo basado en la producción y el comercio de bienes de consumo, que es el que crea empleo, riqueza y bienestar. Por lo tanto, es ya la hora de que los poderes públicos le exijan a las entidades financieras que se sacrifiquen, igual que han hecho durante estos años el resto de sectores sociales, para que la moneda se ponga al servicio de la producción, y no la producción al servicio de la moneda, como se ha hecho hasta ahora. Así podrá prosperar Zamora, y por ende, el resto de España.

Facebook

Hazte amigo de ADEIZA

logoadeiza ADEIZA
 

Las cookies nos permiten ofrecer nuestros servicios. Al utilizar nuestros servicios, aceptas el uso que hacemos de las cookies. Ver política